.
.

COVA DE DALT (Tárbena)

Ir a mapa de yacimientos

Interior de la Cova de Dalt

Mapa Cova de Dalt


Ver COVA DE DALT (Tárbena) en un mapa más grande



- Cueva de habitación y enterramiento
- Neolítico, Eneolítico, Edad del Bronce
- 4.500 – 2.000 a. C.
- Mapa 822 (1-3) Sa Solana de Bijauca
- Acceso: difícil

Espectacular cueva de grandes dimensiones de la que se aprovecharon las excelentes condiciones de habitabilidad por los primeros grupos de agricultores y ganaderos que habitaron estas sierras.
La localización de la cueva es muy sencilla. Se encuentra cerca de la carretera que une Tárbena con Castell de Castells, a la altura del kilómetro 5,900 de esta vía, y en el mismo puerto que separa las tierras de estas dos localidades. A la derecha de la carretera si venimos desde Tárbena y a la izquierda si lo hacemos desde Castells, hay una espaciosa explanada, donde caben varios coches. Aquí se debe dejar el vehículo. Desde este aparcamiento veremos en lo alto de la montaña, en dirección Norte, dos crestones rocosos que la coronan. En el más bajo se distingue perfectamente en la blancura de la roca una zona con tonos ocres. La cueva se encuentra justo debajo.

Localización de la Cova de Dalt

Aunque dar con el emplazamiento de la cavidad es fácil, lo más complicado es superar los ciento ochenta metros de desnivel hasta la misma. No hay un camino marcado para ello, por lo que habrá que buscar el paso entre las abundantes jaras y aulagas que alfombran la acusada pendiente. De todas formas no lleva más de cuarenta minutos de ascenso sosegado llegar hasta nuestro objetivo.

Entrada de la Cova de Dalt

La Cova de Dalt nos sorprenderá por sus enormes dimensiones. Una boca de más de veinte metros de anchura da paso a una enorme sala de 50 x 20 metros y que alcanza los diez metros de altura. Esta es la zona que fue aprovechada con más intensidad por los habitantes neolíticos.

Cova de Dalt 

El lugar donde más restos de ocupación se encontraron fue junto a un pequeño muro de piedras que se encuentra en el Noreste de la estancia. Aquí se encontraron más de mil fragmentos de cerámica cardial, entre los decoración propia del Neolítico más antiguo. Su nombre proviene de la decoración mediante la impresión del borde de una concha (Cardium edule) sobre el barro antes de la cocción. También se encontraron cinco placas de caliza cubiertas de ocre, más de 4.000 restos de fauna y algunos restos humanos. Además el mismo muro puede tener una gran importancia.

Muro de piedras en la Cova de Dalt

Es posible su adscripción neolítica, lo que haría de este rústico muro una de las primeras estructuras arquitectónicas documentadas en toda la Comunidad Valenciana. Su construcción parece corresponder a mejorar la habitabilidad de la cavidad.
A través de una entrada de 1,50 metros se accede a otras dos salas en las que se necesita iluminación artificial, sobre todo en la última. En la sala de la derecha se encontró un lugar de enterramiento con restos infantiles pero de los que no se ha podido determinar la cronología. De ser neolíticos adquieren importancia al ser escasos los enterramientos encontrados correspondientes a este periodo.

Paso a las salas interiores de la Cova de Dalt

La última sala destaca por las formaciones estalagmíticas que la adornan, especialmente una gruesa columna al fondo de la misma. Un acceso con forma de ojo de gato da paso a un estrecho pasillo con dos pequeñas estancias, la última de ellas iluminada por un agujero en su techo. A esta zona hay que acceder agachado debido a sus exiguas dimensiones.

Plano de la Cova de Dalt

La cueva también se utilizó en otras épocas, sobretodo como refugio y redil de ganado. Se han encontrado puntas de flecha eneolíticas, también cerámica romana e islámica, pero sin duda su ocupación neolítica es la más extendida en el tiempo y la más importante arqueológicamente hablando.
Las condiciones de la cueva son óptimas: orientación Sur protegida de los vientos fríos; abundancia de agua, tal como demuestran las formaciones calcáreas de la sala del fondo; territorio montañoso apto para la caza y el pastoreo; zonas aptas para la agricultura como demuestran los bancales hoy abandonados en las cercanías de la cueva.
Desde los más de 900 metros de altura de la Cova de Dalt, se puede acabar la visita con la contemplación de las grandes sierras que rodean y aíslan estos parajes: la Aixortá, Serrella, Aitana, Bernia. También se divisa el mar, seguramente visitado en más de una ocasión por los habitantes de la cueva como demuestran los restos de conchas marinas, alguna convertida en colgante, que se hallaron en este extraordinario hábitat neolítico.

Panorámica desde la Cova de Dalt

Soporte GPS (Track y waypoints ) en wikiloc.
(Mi agradecimiento a Antonio Costa Bellot por haberme mandado el track tras haber seguido esta ruta).

Si has visitado esta página es que te gusta la arqueología. Prueba a visitar mi blog de rutas arqueológicas por Navarra:
http://arqueologianavarra.blogspot.com

IR A MAPA DE YACIMIENTOS

5 comentarios:

  1. respectar el paisaje sin dejar restos de bocadillos plasticos etc etc gracias

    ResponderEliminar
  2. Soy de Tàrbena y me da verguenza de ver como se ha expoliado "Sa Cova de Dalt". Salvem as nostre patrimoni històric. NO MES EXPOLIADORS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los expoliadores son una plaga para nuestra historia y nuestro patrimonio. Sólo el conocimiento y la valoración adecuada de nuestros yacimientos arqueológicos podrá protegerlos.

      Eliminar
  3. Yo estuve por los años 60 y ya se hacían expolios por gente que la conocía bien, asi q imagino lo q se habran llevado en todos estos años.

    ResponderEliminar
  4. Yo estuve enTarbena en los años 60 y vi varias piezas magnificas de cerámica procedentes de esta cueva. Las tenia un vecino del pueblo gran conocedor de esta cueva y de otras.....

    ResponderEliminar