.
.

COVA DE LA MONEDA - Cueva santuario ibérica

La Cova de la Moneda es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de la Foia de Castalla y uno de los yacimientos ibéricos más singulares de Alicante. Esto se debe a que es uno de los pocos lugares que sabemos eran sagrados para el pueblo ibero. La Cueva de Moneda es una cueva-santuario ibérica.


La Cueva de la Moneda se encuentra en la solana de la sierra de Biscoi, en el municipio de Ibi. Está en un lugar apartado y solitario, sobre el precipicio que desde la vertiente sur de la sierra cae hacia los llanos de la Foia de Castalla. No es complicado dar con ella si se sigue el recorrido y el track que puedes encontrar en este enlace.
No he conseguido encontrar cual es la razón del nombre de la cueva. Supongo que se deberá al hallazgo de alguna moneda en la cavidad cuando se excavó por aficionados, pero no he podido confirmarlo. Si algún lector sabe la razón del nombre de la Cueva de la Moneda que no dude en dejarlo en los comentarios al final del artículo.
Plano de la Cova de la Moneda
La Cueva de la Moneda, también conocida como Cova de la Moneda en valenciano, es una cueva de corto recorrido. En algunos puntos alcanza los 3 metros de altura y no llega a los 15 metros de profundidad.

La pequeña plataforma que hay delante de la boca de la Cova de la Moneda es un balcón de amplios horizontes. Desde aquí se tienen unas increíbles panorámicas de la Foia de Castalla y de pueblos como Ibi y Castalla. Seguramente fue el territorio que controlaron y habitaron los iberos que frecuentaron la cueva. También, desde este privilegiado mirador, se alcanza a ver el mar que está a 30 kilómetros de distancia en línea recta de la cavidad. Es posible que esta plataforma también fuera utilizada en los ritos relacionados con la cueva. Esta gran amplitud visual se debe a su situación. La cavidad está a 1090 metros de altura casi colgada del cortado rocoso y a más de 200 metros de altura sobre el valle, Seguramente los iberos, cuya espiritualidad estaba muy relacionada con la naturaleza, tuvieron en cuenta la belleza del lugar para elegir esta cueva como santuario.


La cueva tiene una entrada pequeña a la que se puede acceder de pie pero que enseguida se continúa con una boca más pequeña por la que hay que entrar de rodillas para pasar. Además está boca está interrumpida por una curiosa formación pétrea que a modo de impasible guardian rocoso parece vigilar el santuario ibérico.
Boca de entrada de la Cova de la Moneda
Formación rocosa a la entrada de la cueva
El acceso a la cueva no tiene peligro. Sólo hay que tener cuidado con los tropezones y con no golpearnos la cabeza en los lugares donde el techo de la cueva es más bajo. Como la entrada es pequeña y no deja pasar mucha luz hay que llevar linterna para explorar su interior.
En la cueva se encontraron cerámicas ibéricas que fueron depositadas como ofrendas.
Destacan los vasos caliciformes, tipo de vaso que es habitual en este tipo de santuarios. Por los materiales encontrados en la Cueva de la Moneda se ha datado su uso por los iberos en los siglos V-IV a.C.
¿Qué ritos realizaon los íberos en la Cova de la Moneda? Quizás ritos de paso de la niñez a la madurez donde los jóvenes de la tribu pasaban a integrarse en el grupo como adultos y guerreros. Quizás el chamán o sacerdote ibero buscaba en la oscuridad de la cueva respuestas a los problemas de la comunidad. O puede ser que las mujeres iberas depositaran las ofrendas en el interior de la cueva, como si fuera el vientre de la tierra, traslación del vientre materno y así favorecer la fecundidad. Por los materiales encontrados en la Cueva de la Moneda se ha datado su uso por los iberos en los siglos V-IV a.C.
El tiempo nos ha ocultado la naturaleza y la finalidad de estos ritos pero no cabe duda de que disfrutando de las panorámicas que se tienen desde las cercanías de la boca de la cueva y la belleza austera del entorno seguro que percibiremos la importancia que tuvo la naturaleza en la espiritualidad de los antiguos habitantes de estas tierras. En la Cueva de la Moneda nos encontramos con la historia de gentes que hace más de 2000 años convirtieron esta pequeña cavidad en un lugar sagrado.
Los materiales arqueológicos que se encontraron en la Cueva de la Moneda están depositados en el Museo arqueológico de Alcoi y en la Casa de Cultura de Ibi. No sólo aparecieron en la Cova de la Moneda materiales ibéricos, también algunas cerámicas de la Edad del Bronce, lo que significa que la cueva ya había sido utilizada con anterioridad, seguramente como cueva refuegio aunque cabe la posibilidad de que también fuera utilizada como cueva de enterramiento ya que también se encontraron huesos humanos.
Hay que recordar la obligación de todos en proteger y respetar la cueva. Si visitas la Cova de la Moneda que no se note tu paso. Deja la cueva y el entorno como lo encontraste. No hay que ser como esos descerebrados que se dedican a pintarrajear o grabar sus nombres o apodos en las paredes de las cuevas mostrando sólo idiotez e incultura.

Si quieres conocer otra cueva santuario ibérica consulta este enlace: Cueva de los Pilares (Agres)

Bibliografía:
F.J. Cerdá Bordera: La Cova de la Moneda (Ibi, Alacant): Una cova-santuari ibérica a la Foia de Castalla
J. González Alcalde: Estudio historiográfico, catálogo e interpretación de las cuevas-refugio y cuevas-santuario de época ibérica en Alicante.

© Julio Asunción
julioasuncion@hotmail.com

Ir a mapa de yacimientos"
Ir a índice de rutas