.
.

RUTA A LOS PETROGLIFOS y LA CALZADA ROMANA DE LA CENTENERA Pinoso

Calzada romana de La Centenera

En esta ruta vamos a visitar el cerro de La Centenera, un lugar enigmático y misterioso por los grabados rupestres que se encuentran en unas rocas cerca de su cima. También en la ruta visitaremos los restos de una antigua calzada romana.
Ermita de El Culebrón
Km. 0,00.- Dejamos el coche en la pedanía de El Culebrón, en el municipio de Pinoso. Aparcamos junto a su pequeña ermita.
Salimos del pueblo dejando a la izquierda la iglesia y pasando junto a un área recreativa con varias mesas y el juegos para críos.
Nada más salir del pueblo ya vemos hacia el noroeste la elevación del cerro de la Centenera. Por pistas agrarias entre cultivos, nos dirigimos hacia allá.

La Centenera

Km. 1,900.- Una vez llegados al a las inmediaciones de La Centenera pasamos cerca de una casa que está sobre una de las laderas del cerro más bajo. Rodeamos el cerro por la izquierda y damos con una pista que pasa entre las dos alturas. Nos llamarán la atención los pequeños abrigos que salpican la ladera más abrupta de La Centenera. En esta parte baja alrededor de la pista de tierra donde estamos se encontró un taller de silex y cuarcita, seguramente la muestra más antigua de poblamiento el municipio de Pinoso. Puede ser que los artífices de las herrámientas líticas utilizaran las cavidades que ahora por la erosión se encuentran totalmente vacías. No es difícil ascender hasta los abrigos haciendo pequeñas trepadas sin ninguna dificultad.
Covachas de La Centenera

Km. 2,800.-Según ganamos la altura del cerro giramos hacia la derecha y siguiendo el cortado que nos ofrece grandes vistas sobre los llanos de Pinoso llegamos al vértice geodésico.

Vértice geodésico de La Centenera

Encontrar los petroglifos es bastante complicado salvo que sigamos el track para GPS ya que se encuentran entre la pinada. De hecho buscando los petroglifos me encontré con una sorpresa: un megalito, que por su forma seguramente por su forma simétrica seguramente fue trabajada por mano humana. Es cierto que estas tierras alicantinas no son tierras de menhires. Y puede ser que sea una formación simplemente natural. Un capricho de la naturaleza sobre la roca caliza. Pero lo cierto que a mí me recordó muchísimo a los menhires que tan frecuentemente he visto en muchas excursiones arqueológicas por Navarra. Y es que el hecho de que hasta el momento no haya catalogados menhires en Alicante no significa que no existieran. La arqueología tiene todavía mucho que enseñarnos y muchos tesoros por descubrir.
Curioso monolito en La Centenera
El monolito se encuentra entre el vértice geodésico y los grabados rupestres a tan sólo 150 metros de los petroglifos. Mide 1,5 metros de largo por 80 cms en la parte más ancha.
Uno de los petroglifos e La Centenera
Km. 3,300.- Llegamos a los petroglifos de la Centenera. Están en una pequeña explanada. Las piedras donde se encuentran los tres grabados principales están separados por apenas una decena de metros.
Un lugar sin duda mágico, que fue sagrado para los habitantes prehistóricos de estas tierras. Para saber más sobre los petroglifos de la Centenera puedes consultar en este enlace.
Km. 3,650.- Desde los petroglifos volvemos a ganar el llano atravesando la pinada en dirección suroeste. Allí encontraremos, junto una cantera, una bonita construcción rural. Un pequeño refugio de pastores dónde podemos entrar y podremos admirar la curiosa bóveda formada por acercamiento de hiladas de lajas de piedra.
Refugio de La Centenera

Km. 4,600.- Desde el pequeño refugio, volvemos a coger la pista y volvemos a pasar por debajo de los abrigos del cerro de La Centenera. Llegamos a la ladera este del cerro. Allí, sobre la ladera donde veremos los restos de una pequeña casa cueva. Más adelante, junto a la pista de tierra, a la izquierda veremos los restos de la antigua calzada romana. Son una veintena de metros de rodadas de carros excavadas en la roca. Estas rodadas se han formado por el paso de carros durante decenas o quizá centenares de años. Seguramente esta vía romana tiene que ver con el yacimiento arqueológico de Camarillas, que se encuentra junto a la finca que está junto a los cerros de la Centenera y por la que hemos pasado antes. Probablemente esta era una vía secundaria que unía las vías principales romanas con la explotación agrícola que debió existir en el yacimiento de Camarillas desde tiempo de los iberos.
Rodadas de la calzada romana de La Centenera
Km. 8,00.-Para volver a El Culebrón tomaremos otra pista de tierra que nos enlazará con una carretera asfaltada que nos acercará en media hora al lugar donde hemos dejado el vehículo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario