EL SOLSTICIO DE VERANO EN LA COVA BOLUMINI - Beniarbeig

 


En un post anterior traté sobre el yacimiento arqueológico de la Cova Bolumini y su ocupación humana desde el final del Paleolítico superior hasta la Edad del Bronce.

La cueva fue utilizada como lugar de habitación, y durante el Bronce Antiguo, como lugar de enterramiento.

Pero, seguramente, también fue santuario para aquellos pobladores prehistóricos de la Marina Alta.

Recientemente se ha documentado la existencia de arte rupestre en el interior de la cueva. Se trata de varias líneas pintadas en una columna natural de la cueva. Este tipo de manifestaciones artísticas se han relacionado con el mundo espiritual de los primeros pobladores de estas tierras. Es uno de los indicios que llevan a pensar en que la cueva pudo tener esa función de santuario para las comunidades de los valles cercanos a la sierra de Segaria.

Pero, además, hay un fenómeno luminoso que hace de la Cova Bolumini de Beniarbeig un lugar muy especial. En el solsticio de verano y en los días anteriores y posteriores, poco después del amanecer, la luz del sol se introduce en la cueva. Se forma un increíble haz de luz que, tras pasar por una ventana natural abierta en una de las paredes de la gruta, empieza a recorrer la cueva. Según avanza el sol el haz de luz va iluminando partes de la cueva hasta que acaba por hacer visible buena parte de la oscura zona interior.


Este fenómeno era conocido por algunas gentes del lugar y fue estudiado en un excelente trabajo de Jose Lull, cuyo enlace te lo dejo en la bibliografía.

En el verano de 2021 me acerque a conocer la cueva y a ver el fenómeno luminoso. El espectáculo  de luz fue increible. He visitado centenares de yacimientos arqueológicos, muchos de ellos fueron utilizados como lugares sagrados por el hombre prehistóricos. En pocos he tenido, como en la Cova Bolumini, la sensación de lugar espiritual, de lugar sagrado. No me cabe duda de que ese contraste tan simbólico de luz  (sol) y oscuridad (cueva) tuvo que representar algo muy especial para aquellos primeros pobladores de estos valles. 


Hay que recordar que aquellas comunidades agrícolas del Neolítico tenían como una de sus principales deidades al sol. Además, el solsticio de verano, uno de los marcadores astronómicos de importancia, tenía gran importancia para seguir el ciclo agrícola anual por aquellos agricultores y ganaderos del Neolítico.

Esperemos que, en un futuro, se puedan emprender nuevas excavaciones arqueológicas en la cueva. Es muy probable que confirmen que esta singular gruta fue utilizada también como santuario en la Prehistoria.

Aquí tienes el enlace del post donde hablo del valor patrimonial de la Cova Bolumini como yacimiento arqueológico. También encontrarás la localización y una ruta por la sierra de Segaria que visita la cueva.

- Cova Bolumini. Sierra de Segaria. Yacimiento arqueológico.

Bibliografía:

JOSÉ LULL. El sol del solsticio de verano y otras alineaciones lunares y solares desde la Cova Bolumini (Beniarbeig, Alicante) 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario