COVA BOLUMINI Yacimiento arqueológico - Beniarbeig


La Cova Bolumini de Beniarbeig se encuentra en la ladera sur de la sierra de Segaria, en la zona más septentrional de la provincia de Alicante. Es una cueva de gran belleza, con estalagtitas, estalagmitas y hermosas cortinas de roca.

Su visita no entraña gran dificultad, al menos en sus salas más exteriores. Eso sí, es necesario el uso de linterna si queremos adentrarnos más allá de la gran sala cercana a la entrada. Al final del post te incluyo un enlace a la ruta que lleva a la cueva.


Para el hombre prehistórico esta caverna no pasó desapercibida. La convirtió en su hogar, el lugar donde enterró a sus muertos y, quien sabe, quizás también fue su santuario.

Las primeras noticias sobre la existencia de materiales arqueológicos en la Cova Bolumini las publicó Lerma en 1979. Posteriormente, se realizaron excavaciones en la década de los 80. Lo cierto es que el estudio arqueológico de la cueva, al año 2021, todavía está en pañales. Solo se excavó en la parte final de la gran sala de entrada, junto al muro natural pétreo donde empiezan las principales formaciones estalagmíticas. No se pudo llegó hasta la roca madre, aunque se profundizó en las excavaciones casi dos metros. Por esto, las conclusiones cronológicas sobre la ocupación humana de la cueva no son definitivas.

Zona de la cueva donde se realizaron las excavaciones arqueológicas

No obstante, gracias a los materiales hallados, se ha identificado una ocupación de la Cova de Bolumini discontinua y esporádica en el final del Paleolítico Superior o Epipaleolítico, en el Neolítico y en la Edad del Bronce. También se han encontrado algunas muestras de cerámica ibérica y, lo que es más curioso, una lucerna romana que se debió utilizar para iluminarse dentro de la cueva.

Más abundantes fueron los hallazgos de cerámica de la Edad del Bronce. Este es el periodo mejor representado en el registro arqueológico de la Cova Bolumini.

La excavación de la cueva ha proporcionado un numero importante de restos óseos de pájaros, macromamíferos y micromamíferos. Entre los macromamíferos salvajes hay un predominio de restos de ciervo. También han aparecido restos cabras montesas (Capra pyrenaica), animal que debió ser abundante en los roquedos de la sierra de Segaria. Menos abundantes son los hallazgos de huesos de uro (Bos primigenius), una especie de toro prehistórico, lince, gato salvaje y zorro.

De los niveles neolíticos y de la Edad del bronce son abundantes los restos de ovicápridos. Uno de los usos de la cueva a lo largo de la prehistoria fue redil de ganado. Entre los restos de ovicápridos predominan las cabras, también se encontraron ovejas, bóvidos y los restos de un cerdo y un perro.

El Nivel II, adscrito al Bronce Antiguo, da el registro más amplio de toda la secuencia, superándose los 80 piezas de diferentes tipos (platos, ollas, vasos etc).

En el interior de la Cova Bolumini

Por otra parte, en los niveles del Bronce Antiguo también se han encontrado abundantes huesos humanos. La cueva fue utilizada en esta época como cueva de enterramiento. 

Los restos humanos pertenecen a un mínimo de cinco individuos, entre ellos se ha distinguido una mujer adulta, un hombre adulto y un tercer semiadulto. Parece ser que no son enterramientos secundarios ya que se encontraron todos los huesos humanos representados.

Entre los materiales que debieron ser parte de los ajuares funerarios destaca un pendiente realizado sobre una placa prismática de marfil. Esta pieza nos habla de los contactos comerciales que ya en la Prehistoria había entre la Península Ibérica y el norte de África. El marfil se usaba para la fabricación de objetos suntuarios que estaban destinados a los grupos o personas situadas en los más alto de la escala jerárquica de estas sociedades prehistóricas. El exotismo y la rareza de este pendiente hace pensar que su poseedor debió tener un elevado rango social entre sus congéneres.

Pendiente de marfil de la Cova Bolumini.
Fuente: ver bibliografía (1) al final del artículo

Otros hallazgos típicos de los ajuares funerarios encontrados en la Cova de Bolumini fueron varios botones piramidales y tres conchas perforadas.

Del Neolítico se han encontrado algunas cerámicas con decoración cardial.

Fragmento de olla neolítica encontrada en la cueva.
Fuente: ver bibliografía (1) al final del artículo

Los restos encuadrables al paleolítico superior / Epipaleolítico son escasos, tan solo unas piezas líticas ( la mayoría raspadores). También se encontraron restos de tres ciervos y una cabra montesa. No obstante faltaría hacer nuevas excavaciones para llegar a las capas más profundas y averiguar si la cueva pudo estar también ocupada en otras etapas del Paleolítico superior y, quien sabe, del Paleolítico medio.

En resumen, hasta el momento se han identificado cinco horizontes culturales: Paleolítico Superior/Epipaleolítico, Neolítico, Eneolítico, Bronce Antiguo y Bronce Tardío-Final. La cavidad se uso como lugar de habitación y también se ha identificado un uso funerario en el Bronce Antiguo. Los hallazgos iberos y romanos son muy escasos, muestra de alguna utilización de la cueva como refugio.

Otro de los usos que probablemente tuvo la Cova Bolumini fue el de santuario. Recientemente se ha encontrado una manifestación de arte rupestre: restos de pintura en forma de barras verticales en una de sus columnas. Por otra parte, no se han encontrado materiales que acrediten el uso como santuario de la cueva, pero esto puede deberse a la pequeña superficie excavada, además concentrada en una sola zona de la cueva. 

Pero, para mí, lo que más me lleva a creer que la cueva se utilizó como santuario prehistorico, es el fenómeno luminoso que se produce en el solsticio de verano y en los días próximos anteriores o posteriores a este evento astronómico. Si en estos días visitas la cueva podrás ser testigo del milagro de la luz que se produce poco después del amanecer en el interior de la caverna. Un fenómeno que no pudo pasar desapercibido para los pobladores prehistóricos de la Cova de Bolumini y que convierte a esta cavidad en un lugar único. En este otro post hablo de ello:

- El sosticio de verano en la Cova Bolumini

El solsticio de verano en el interior de la Cova Bolumini

En este enlace te dejo el track de la ruta que lleva desde el pueblo de Beniarbeig hasta la cueva. La ruta la amplio recorriendo la sierra de Segaria y visitando el castillo de Segaria y el poblado íbero-campamento romano del Portet.

- Ruta a la Cova Bolumini desde Beniarbeig en Wikiloc

Bibliografía: 

1.- GUILLEM P., GUITART I., MARTINEZ R., MATA C., PASCUAL J.LL., 1992, L’ocupació prehistòrica de la Cova de Bolumini (Beniarbeig-Benimeli, Marina Alta). In: Actes del III Congrés d’Estudis de la Marina Alta. Alicante: 31-48.

2.- VIRGINIA BARCIELA GONZÁLEZ, XIMO MARTORELL BRIZ, FRANCISCO JAVIER MOLINA HERNÁNDEZ. Sobre rocas y huesos: las sociedades prehistóricas y sus manifestaciones plásticas / coord. por María Ángeles Medina Alcaide, Antonio Romero Alonso, Rosa María Ruiz Márquez, José Luis Sanchidrián Torti, 2015, ISBN 978-84-617-2993-7, págs. 286-299


No hay comentarios:

Publicar un comentario