.
.

CUEVA DEL CANTAL 1/3: Cueva de enterramiento Calcolítica


La Cueva del Cantal (Cova del Cantal en valenciano) se encuentra en la ladera suroccidental de la sierra del Reconco. Está a media ladera de la sierra, que alcanza en su cota máxima los 1200 metros de altura. La cavidad está en el municipio de Biar, dominando visualmente el puerto de Biar que comunica Biar con la Foia de Castalla.


La Cueva del Cantal es una de las cuevas de enterramiento múltiple más interesantes dentro del patrimonio arqueológico de la provincia de Alicante. Se encuentra en un lugar de difícil acceso, si bien es visible desde la carretera que atraviesa el puerto de Biar. La cavidad prehistórica está enclavada en la base de un farallón rocoso.
Parte de la cueva fue excavada sin ningún rigor científico en la década de los ochenta del siglo XX. Pero por suerte la cavidad en realidad constaba de dos salas, que los arqueólogos, durante la excavación han dividido en tres zonas. Las excavaciones clandestinas afectaron a gran parte de la cueva, principalmente a la parte más accesible que alcanza en su boca más de dos metros de altura y más de tres metros de ancho. Pero la cueva tenía una sorpresa. Al fondo de la cavidad principal un estrecho paso daba acceso a otra sala perfectamente conservada y clausurada por tierra y depósitos arqueológicos. Era un tesoro para los arqueólogos, una cápsula del tiempo que iba a llevar a los arqueólogos al Calcolítico, hace más de 4000 años.
Esta segunda sala tenía también una boca al exterior pero estaba también totalmente colmatada de tierra y escondida por la vegetación.
Entrada secundaria de la Cueva del Cantal

No es cómódo ni fácil el acceso a la cueva. Para llegar a ella hay que superar rampas que en algún caso superan el 40% de desnivel. Está a 880 metros de altura con orientación suroeste por lo que desde su entrada podemos seguir el caminar del sol en el cielo durante la mayor parte del día.
Vaso cerámico de la Cueva del Cantal
En la sala que estaba sin tocar los arqueólogos encontraron abundantes huesos humanos correspondientes a varios individuos de distinto sexo y edad. Estaban acompañados de ajuares. Estos ajuares funerarios estaban compuestos de vasos cerámicos, puntas de flechas, hachas y azuelas pulimentadas. Apareció también un anillo y una cuenta discoidal que son los dos únicos elementos de adorno que aquí se encontraron.

Pero el hallazgo más destacable, y este lo hicieron los primeros excavadores no autorizados, es un puñal de lengüeta de cobre que se ha encuadrado cronológicamente en el periodo Campaniforme, período de transición entre el Calcolítico (también conocido como Enelítico) y la Edad del Bronce.

También aparecieron en la Cueva del Cantal cuatro punzones de metal. Estos punzones están entre los útiles de metal más antiguos de la provincia de Alicante. Uno de los punzones en vez de cobre es de bronce, lo que junto con una pieza cerámica de esta época, hace pensar que la cavidad además de ser utilizada durante el Calcolitico en el tercer milenio antes de Cristo y en el Horizonte Campaniforme de Transición, también fue utilizada como lugar de enterramiento en la Edad del Bronce, en el segundo milenio antes de Cristo.
En la visita a la Cueva del Cantal podemos ver las dos salas en que se divide. La sala principal fue donde se encontró el puñal de lengüeta. Es suficientemente alta para que una persona pueda estar de pie. La otra sala, la que dio el registro arqueológico cerrado, incluyendo los punzones de metal, es mucho más baja. Si queremos acceder a ella su totalidad habrá que pasar de rodillas y en algún momento arrastrándose.
Punzones de metal de la Cueva del Cantal
En el Museo Arqueológico de Alicante (MARQ) podemos ver los materiales más más importantes que han aparecido en la cueva del Cantal.

Además de varias vasijas cerámicas, allí encontraremos los cuatro punzones de metal que aparecieron y el puñal de lengüeta que está en un estado de conservación envidiable.  
Pero la Cueva del Cantal, gracias a la conservación intacta de parte de su registro arqueológico, también nos da información de los rituales de las gentes prehistóricas que enterraron aquí a sus muertos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario